SPAM Chino: Una estrategia de Emailing

Mientras se incrementa la antigüedad en nuestro puesto de trabajo, también las bases de datos van extendiendo sus negros tentáculos alrededor de nuestros datos de contacto, reproduciéndolos una y otra vez en largas y desafortunadas listas de emailing a través del Internet.

En ocasiones, podemos vernos envueltos en listas de distribución más o menos bien enfocadas, que nos envían noticias e información parcialmente útil que no nos incomoda demasiado; pero como un jardín mal atendido, si dejamos crecer la hierba mala, podemos terminar con una bandeja de entrada selvática que cada lunes se vuelve impenetrable después de descuidar nuestro correo por un par de días.

Y así, un buen día comencé a recibir correos SPAM que burlaban sin mucho esfuerzo la firmeza del Firewall de la empresa en que trabajo. Al principio me parecieron jocosos e interesantes pero ahora se han vuelto una desagradable plaga en mi Outlook.

JAJAJAJA congratulation!

El emailing es una herramienta de marketing desleal, anti ética, desagradable, atroz, sucia, despreciable, ruin, y –desgraciadamente- efectiva. Consiste en enviar un mensaje masivo en correos electrónicos de una base de datos. Para obtener ésta base de datos básicamente hay dos formas de lograrlo: A) POR LAS BUENAS (que es cara y complicada) y B) A LA MALA (muy barata y sencilla). A su vez, el contenido de una campaña de emailing se puede hacer de dos formas: 1) BIEN PLANIFICADA (lo cual involucra tiempo) y 2) A LO PENDEJO (que es muy rápido).

Con estas dos características podemos comprender la MATRIZ DEL EMAILING PUBLIUS MERCOR®:

Matriz Mercor
A los mercadólogos nos encanta este tipo de matrices.

¿Cuál cree usted estimado lector que es el color de cuadrante más adecuando para nuestra campaña de marketing?

Si respondió: “Verde”, seguramente es usted estudiante de marketing. Siga leyendo para que se ilumine.

Si respondió: “Depende de mi presupuesto”, ¡Felicidades! Ya se dio cuenta que la teoría y la práctica son muy diferentes.

Por último, si respondió: “Contacte conmigo! Servicio de buena reputación. Feliz todos los días!”, lo más probable es que usted sea Chino. Siga leyendo si entiende y no se ofenda si encuentra algunos comentarios xenófobos.

Me alegra en contacto con usted de nuevo

Como casi toda actividad en marketing, el tiempo y el dinero son quienes dictan el verdadero alcance y éxito de nuestra campaña. En un escenario ideal, nuestro mercado objetivo nos ha compartido sus datos de contacto de manera voluntaria (por las buenas)  gracias a un incentivo o porque está genuinamente interesado en nuestro producto.

Con la información proporcionada, hemos dividido nuestra lista de acuerdo a los parámetros de segmentación de nuestra empresa (género, edad, gustos y preferencias, geografía, etc.) y tenemos un equipo de personas generando contenido original e interesante para nuestra comunicación.

A través de la comunicación bilateral con nuestros clientes, hemos definido una frecuencia de contacto ideal que no empalaga a nuestros subscriptores y mantiene nuestra marca siempre en su mente para el momento que nos necesite.

Por último, proveemos a nuestros subscriptores con herramientas para modificar las preferencias de los correos que recibirá, dotándolo de una vía rápida, sencilla y definitiva para borrar sus datos de nuestra lista de distribución en el momento que lo desee.

Paraiso01
Además, cada quien tiene por lo menos un Koala para acariciar junto con su grupo de amigos multicultural.

Some of product photos for looking

Desgraciadamente, el mundo ideal rara vez se ajusta al presupuesto definido para marketing, por lo que hay que tomar algunos “atajos” para poder realizar la campaña. En mi experiencia, los especialistas mundiales en el legendario arte de “cortar” costos son nuestros amigos los chinos.

Chino
Ninja Chino

A veces las empresas juegan con márgenes de utilidad tan bajos, que invierten lo menos posible en publicidad, y una campaña de emailing es una de las maneras más baratas de llegar a mucha gente en todo el mundo. Para empezar, se puden comprar listados de correos (a la mala) en el mercado negro de bases de datos, donde no hay forma de saber si la información que se adquiere está actualizada, es completa o siquiera es real. Se pueden adquirir bases de datos en «pacas» de cientos o miles de correos por un precio fijo; se pueden comprar por número de contactos con precios que van desde $0.01 (un centavo) USD por correo. También existen servicios de «subscripción», como data.com, que vende membresías que permiten descargar un número determinado de datos de contacto por el tiempo que dure la suscripción.

Una vez armada la base de datos con miles de correos, se crea una plantilla de mensaje. En el caso de nuestros amigos chinos no se molestan en contratar un servicio profesional de traducción; después de todo, ¡»Google Translate» es gratis!

Correo Chino

El mensaje es genérico y confuso. No es más que un disparo al aire, esperando que quien lo reciba sea la persona indicada y lo reciba en el momento indicado en que necesite un servicio como el que se anuncia.

Los sistemas de envío masivo de correos (o email blast), ya sea en la nube o adquiriendo el software, usualmente incluyen formas para «desuscribirse» del servicio. Es un requisito legal para los desarrolladores de éste tipo de software. Cuando recibimos correos como el ejemplificado arriba, que no tiene forma de eliminar nuestros datos de la base, nos revela que quien envió el correo no se molestó en pagar por un servicio especializado y simplemente copió todas las direcciones que pudo meter en la línea «BCC», pegó la plantilla del mensaje y lo envió, repitiendo el mismo procedimiento X número de veces. Por si fuera poco, cambian la dirección del correo del remitente de manera frecuente para evitar que sea atrapado en los filtros de las empresas. En el mismo correo que vimos arriba, podemos observar que la dirección es de gmail, por lo que tampoco invirtieron en una dirección de dominio propia. Así es más fácil y económico crear nuevos correos.

China 3
Recuerden el entrenamiento: El Americano promedio necesita recibir 2,000 correos al día para poder tomar su decisión de compra.

Por último, el remitente no obtiene ningún tipo de información respecto a su campaña. Los servicios de mail blasting permiten rastrear el número de correos que se leyeron, qué links fueron más visitados, qué perfil de persona leyó el mensaje, los horarios y días de mayor efectividad, etc. Si no se usa ningún sistema para medir ésta información, se está trabajando a ciegas.

We are specialize in manufacturing in china

Pero ¿Por qué seguir haciendo una campaña dirigida a un grupo de clientes incierto, con un mensaje críptico y sin ningún tipo de control sobre el resultado? La respuesta es simple: Es un juego de números.

Al enviar correos a miles o millones de personas de manera constante, se incrementa la probabilidad de que en algún momento algún despistado se interese por los productos que se ofrecen, generando así una posibilidad de venta. En muchos de los casos, obtener UNA venta después de meses de enviar correos ciegos, hace que el esfuerzo haya valido la pena.

Evaluación Final

6.1 Aprobado. A pesar de que es desagradable, mal planeada y a lo pendejo (recordemos la MATRIZ DEL EMAILING PUBLIUS MERCOR®), desgraciadamente este tipo de campaña es efectiva. ¿Qué tanto? En éste caso me imagino que la efectividad es muy baja, pero al tener un costo muy cercano a cero, cualquier resultado obtenido es ganancia.

Adicionalmente le doy una décima de punto a los chinos por su audacia. Usualmente la barrera del idioma nos detiene o por lo menos nos amedrenta. Personalmente, tratar de cerrar un negocio con alguien que no habla español me pone algo nervioso, aún conociendo el idioma como en el caso del Inglés: ¿Y si no me expliqué bien? ¿Y si no entendí correctamente la necesidad del cliente? ¿Y si se nos pasó aclarar algo?

Para los chinos, ésto no importa. Se enfocan en el resultado y en cerrar la venta sin reparar en las condiciones. He recibido llamadas en frío de personas que no hablan ni Inglés ni Español y aún así tratan afanosamente de vender sus productos. ¿Será acaso por la cultura Kamikaze que los caracteriza?

kamikazes
Chino Kamikaze

Cualquier necesita estoy a sus servicios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s