San Barr y el uso incorrecto de los flyers

Hace un par de semanas pasé por un parque y me encontré con un montón de flyers tirados. Desafortunadamente no pude tomarle fotografía para compartirla con ustedes, pero me dejó pensando en lo inútil que en ocasiones resulta éste recurso publicitario. Afortunadamente, este fin de semana me llegó este horripilante intento de flyer y pensé: Esto lo debe saber el mundo.

Marketing termino medio

San Barr Carnes Selectas es una empresa regiomontana que comercializa carne desde hace 17 años. Forma parte del «Grupo San Barr» que además de San Barr Carnes Selectas, no tengo idea de qué otras empresas lo conforman. Lo cierto es que a diferencia de los grandes jugadores de carnicerías en la ciudad (Carnes Finas San Juan, Carnes Ramos, Cárdenas, Ribhaus, etc.), San Barr se ha quedado corto en publicidad y comunicación, quedando relegado a una posición secundaria.

Sólo hace falta una rápida búsqueda en Google para descubrir que en San Barr son bastante tacaños en cuanto a publicidad. Lo primero que podemos ver es que si queremos buscar información de la empresa vamos a batallar pues ni siquiera tienen página web (tip para los coyotes de dominios: http://www.sanbarr.com.mx está libre). San Barr le ha apostado únicamente a su página de Facebook (Hint: las páginas de Facebook son gratuitas), en la que publican de manera regular y cuenta con poco más de 4,000 likes. También vemos que le han dado vueltas a las mismas ocho fotos de productos varias veces en su página. Es evidente que alguien en alguna ocasión logró convencer a Don Mequiades Barr de contratar UNA sesión de fotos de productos y desde entonces no han podido volver a convencerle. Entre los pasillos de las cámaras refrigeradas, se rumora que Don Melquiades aún se arrepiente de haberle pagado tanto dinero a esos hippies por tomar unas cuantas fotos con sus «aparatejos modernos».

Tan repetidas están las fotos que con ellas armaron un video de lo más depresivo, mal editado y desabrido posible:

¿Lo vieron? ¿Vieron las mismas fotos de la página en forma de presentación? ¿Notaron que la música se corta abruptamente? ¿Qué me dicen de la tipografía? ¡Es tan malo que no sabría ni por donde empezar a criticarlo! Lo que sí podemos asegurar es que ese video no fue hecho por profesionales o por alguien que sepa siquiera algo de videos. Desde luego, el Señor Barr no iba a pagarle a un montón de comunistas para que le grabaran un video con propaganda roja subliminal.

La carnita

Una vez establecido que la tacañería es una de las características del negocio, entonces no nos sorprende tanto el flyer, el cual por cierto, también está reciclado en la página de Facebook:

San Barr
«¿OTRO diseño? ¿Acaso crees que soy un judío ricachón? ¡Aprende a ahorrar unos centavos y usa la misma promoción del mes pasado!» -Don Mequiades Barr

El flyer (o volante para los mexas), no es más que un trozo de papel, generalmente de media carta, que contiene un mensaje publicitario y se entrega de manera más o menos indistinta a un grupo determinado de personas. Es uno de los recursos más económicos y sencillos para comunicar nuestro mensaje a los clientes potenciales.

¿Funciona el flyer?

Vamos a hablar sin rodeos: El volanteo (reparto de flyers) se paga por número de volantes entregados y las personas a cargo de repartir los volantes quieren terminar cuanto antes. Tenemos que estar conscientes que algunos cientos de volantes terminarán tirados en un bote de basura sin siquiera llegar a su destino. Otra técnica común entre los volanteros es entregar 2 o más flyers a la misma persona. ¿Les ha pasado? ¿Les han entregado 5 volantes en un crucero? No es para reforzar 5 veces el mensaje, es porque el pobre chamaco que está repartiendo ya tiene 4 horas bajo el sol entregando papelitos y ya se quiere ir a su casa.

Adicionalmente, al entregar indiscriminadamente los papeles, muchos de los receptores de al información ni siquiera son el mercado meta. Hay otros cientos de factores que evitarán que el mensaje del flyer llegue a nuestro receptor, personalmente mi favorito es la sobre-saturación: recibimos tanta comunicación a lo largo del día, que llegar a casa y encontrar un montón de volantes tirados frente a la puerta, provoca más repudio que ganas de comprar. En la mayoría de los casos, el flyer termina en la basura sin ser leído siquiera.

San Barr 3
¿No hay nadie en casa? PERFECTO, aquí le dejamos unos 7 volantitos en el suelo pa’ que compre mucho.

Es por ésto que como regla general, el volanteo tiene entre 0.5% y 1% de respuesta. Osea, por cada 10,000 flyers que se repartan, tendremos menos de 100 personas que «respondan» a nuestro mensaje. Pero esto tampoco quiere decir que esas 100 personas se conviertan en clientes, la «respuesta» puede ser una visita o una llamada telefónica.

Hay muchos factores que pueden influenciar la respuesta a una campaña de volanteo, pero para tratar de hacerlo lo más efectivo, un flyer debe:

  • Ser llamativo y destacar del resto
  • Ser muy visual (poco texto)
  • Dar un mensaje concreto
  • Repartirse geográficamente cerca de donde se encuentra el negocio.
  • Usarse para comunicar aperturas de sucursales, introducción de nuevos productos, o comunicar ofertas / promociones especiales.
  • De ser posible, incluir descuentos especiales o cupones por mencionar el flyer para medir su efectividad.

¿Cuántos de éstos puntos se respetaron en éste flyer?

Flyer2
«¿Colores? ¿Qué clase de despilfarro es ese? ¡Las letras se leen exactamente igual en negro que a color!» -Sr. Barr

Al final del día, siempre será mejor hacer algo (aunque sea un flyer pinche), a no hacer nada; sin embargo, es necesario echarle una pensada y ver la mejor forma de invertir nuestro dinero para que aunque la inversión sea pequeña, sea en verdad redituable.

Evaluación Final

Producto: 6.5 Pasa, pero aún se encuentra muy por debajo de sus competidores principales.

Precio: 5.5 Reprueba. No entiendo la política de precios: maneja precios premium pero por un producto y marca poco conocida.

Plaza: 5.0 Sólo tres puntos de venta en la ciudad localizados en avenidas secundarias.

Promoción: 1.0 Súper reprobado. Le damos un punto por el correcto uso del logo y las fotos profesionales, pero lo castigamos por esa horrorosa impresión en couché b/n de 100 g. ¿En verdad valen tan poquito sus clientes?

PROMEDIO: 4.5 Pónganle orejas de burro y que  escriba 500 veces en el pizarrón: «No debo pichicatear con los clientes.» Si San Barr pretende entrar a la Universidad Bovina con La Ramos y San Juan, deberá invertirle más a su comunicación o de lo contrario terminará compartiendo mercado con la carnicería de la esquina.

El triunfo
Carne 100% pura de res

Un comentario en “San Barr y el uso incorrecto de los flyers

  1. Segun moi, San Barr y Biff son de la misma gente. Aunque no sé por qué cambiaron solo algunas carnicerías a San Barr y otras las dejaron en Biff. No sé si segmentaron su mercado o que pedo. Lo que sí vi es que dentro de la sucursal de Pedro Infante, cuentan con servicio de asado al momento y otras pendejadas así.
    En cuanto a inversión, acuérdese de los comerciales con Claudio Suárez, el emperador del asador (así en minúsculas porque ese no es un pinche título nobiliario, que no mamen). Tenía jingle y todo. Bueno cuando ese vato era «alguien».

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s